Reloj Astronómico Praga esotérica

Descubriendo la Praga esotérica

Praga es considerada una de las ciudades más esotéricas y mágicas. La capital de la República Checa, junta con Turín y Lyon, constituye uno de los vértices del Triángulo de la Magia Blanca.

En cada esquina y calle del centro histórico de la ciudad no faltan misterios y leyendas, que también son un atractivo fascinante para los turistas.

Todo esto depende de que la historia de Praga está fuertemente ligada a la magia, ya que, entre los siglos XVI y XVII, durante el imperio de Rodolfo II, acogió a decenas de magos, alquimistas, astrónomos y astrólogos.

La Praga de Rudolf II

Rodolfo II fue un gobernante ilustrado, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico de 1576 a 1612, al que le encantaba rodearse de estos personajes, a veces incluso estafadores y charlatanes, con el objetivo de encontrar la piedra filosofal y desentrañar los misterios más ocultos para poner su solución al servicio de la humanidad.

La estancia de estos personajes en Praga, algunos de ellos muy importantes, como Tycho Brahe y Johannes Keplero, sin embargo, no fue positiva para ellos, pues se dice que fueron explotados y trabajados todo el día y sin parar, centrándose en particular en descubrir alguna técnica que transformaría los metales en oro.

La historia de Praga está estrechamente relacionada con las prácticas esotéricas y mágicas incluso antes de Rudolf II.

La construcción de Nove Mesto

Antes del descendiente de los Habsburgo, dos siglos antes, estaba Carlos IV, que también estaba muy interesado en la magia. Fue responsable de la construcción de la Ciudad Nueva (Nove Mesto) y el Puente de Carlos, que lleva el su nombre.

Con la Ciudad Nueva, Carlos IV quería crear una Jerusalén celestial, donde hubiera correspondencia entre lo terrenal y lo divino.

El Puente de Carlos también contiene una serie de símbolos y significados místicos y toda su realización siguió una serie de reglas, que deberían haber sido un buen augurio: la fecha y hora en que se ha puesto, da vida a un número palíndromo y trae buena suerte (el año 1357, el día 9 del 7mo mes del año, julio, a los 5 y 31 minutos, que da el número 135797531).

Las leyendas relacionadas con el Puente de Carlos

Leyendas relacionadas con el Puente de Carlos
Leyendas relacionadas con el Puente de Carlos

En el Puente de Carlos, hay algunas leyendas.

Uno está vinculado a los grupos escultóricos, que representan un camino ideal que conduce al Crucifijo, el símbolo de la convergencia de las energías del universo. Según la leyenda, estas estatuas cobran vida por la noche para cuidar a los niños que viven en la isla de Kampa, la isla del río.

La otra leyenda relacionada con el Puente de Carlos cuenta que San Juan de Nepomuk, el protector de los puentes, fue arrojado al río en el siglo XIII, en el punto donde se encuentra la cruz de cinco puntas, a instancias de el rey Wenceslao enojado porque el santo no le dijo el contenido de la confesión de su esposa.

Su cuerpo fue registrado en vano hasta que, en la superficie del río, se vieron cinco puntos brillantes similares a cinco estrellas y, allí mismo, estaba el cuerpo de San Juan, que, por tal motivo, se le representa con un halo dorado con cinco estrellas.

Y continúa el mito, contando que si, con la mano izquierda, se toca la cruz y las estrellas al mismo tiempo, el deseo expresado se hace realidad; mientras que si tocas la estatua tendrás suerte y volverás a Praga. También están los vodniks, los elfos verdes que pueblan el río Moldava y que curan las almas de los que se ahogan allí.

El reloj astronómico

La obra del hijo de Carlos IV, Wenceslao IV, es el Reloj astronómico de Stare Mesto, también lleno de significados ocultos y en el que el fil rouge es el número 4 que, además de simbolizar los puntos cardinales, simboliza los elementos esotéricos de la vida: aire, agua, tierra y fuego.

En el reloj, construido en 1410, también están los signos del zodíaco, cuatro figuras que representan la muerte, la avaricia, la vanidad y la lujuria, y los doce apóstoles, que, en cada momento, hasta las 10 de la noche, cobran vida y bendicen a los presentes, como la Muerte que gira el reloj de arena y toca las campanas, mientras el Avaro sacude su bolsa de monedas, la Vanidad se mira a sí mismo y el Turco (Lujuria) niega con la cabeza.

Es una obra única, tanto es así que cuenta la leyenda que el rey tenía cegado a su creador, para que no hiciera otra igual.

En muchos edificios, además, destacan símbolos místicos y esotéricos, mientras que la isla de Kampa es considerada la isla de los Templarios, con la corriente del diablo y el edificio del Gran Maestre de la Orden de Malta.

La leyenda del Golem de Praga

Golem de Praga
Golem de Praga

Concluimos este pequeño excursus con la leyenda más conocida, probablemente, la del Golem, que se remonta a el siglo XVI.

El Golem fue creado en la judería por el rabino Loew, quien, inspirado por Dios, dio vida, desde el barro, a esta criatura antropomórfica, que solo obedecía sus órdenes y que debía proteger a los judíos de Praga de la persecución.

Con el paso del tiempo y debido a su descuido, según cuenta la leyenda, Loew perdió el control sobre el Golem, tanto que se vio obligado a matarlo y mantener su cuerpo en el ático de la sinagoga Vieja-Nueva, al cual, sin embargo, no se puede acceder para verlo. Y el misterio continúa.


 

¿Cuanto te resultó útil este articulo?

1 stella2 stelle3 stelle4 stelle5 stelle (Lascia un voto per prima/o)
Loading...
   

Leave a Comment

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.