Moneta di Praga e cambio convertitore euro corona ceca

Moneda República Checa

Aunque la República Checa forma parte de la Comunidad Europea, no forma parte de la Zona Euro y, de hecho, la moneda oficial del país no es el euro sino la corona checa (koruna), que en checo se abrevia con el acrónimo Kc mientras en el sistema internacional con las iniciales CZK.

Una corona se compone de 100 haller (haler) y su abreviatura es hal. Las denominaciones de la corona checa son, para las monedas:

– 1 Kc – 2 Kc – 5 Kc – 10 Kc – 20 Kc – 50 Kc.

En cuanto a los billetes, los hay de:

– 100 Kc – 200 Kc – 500 Kc – 1000 Kc – 2000 Kc – 5000 Kc

Cien coronas valen unos 4 euros y los restaurantes, hoteles y tiendas no siempre aceptan otra moneda que la oficial del país.

Además, en los casos en que se acepte uno diferente, el tipo de cambio puede ser desfavorable y, sobre todo en las tiendas, el cambio siempre se da en coronas.

Aunque la denominación de la moneda checa también incluye centavos, estos nunca serán solicitados ni datos, porque los precios siempre se redondean hacia arriba o hacia abajo.

Entonces, si tuviera que pagar, por ejemplo, 199 coronas y 70 centavos, pagaría 200 coronas; mientras que si el monto a pagar es de 345 coronas y 10 centavos, se pagarán 345 coronas.

Dónde es conveniente cambiar dinero

Teniendo en cuenta, por tanto, que los checos prefieren que los turistas paguen con la corona checa, es fundamental cambiar la moneda.

La mejor opción, entonces, es salir con una tarjeta de crédito / débito emitida por tu banco con la que también podrás retirar dinero de los cajeros automáticos, que se encuentran no solo en la ciudad sino también en el aeropuerto.

Bancos

Empecemos por los bancos donde se aplica una tasa fija de alrededor del 2% para el canje, mientras que algunos también imponen un monto mínimo sobre el que realizar el canje.

Los bancos en Praga están abiertos desde el lunes hasta el viernes entre las 9 y las 17 y algunos, especialmente en el centro, permanecen abiertos hasta las 8 de la noche.

Oficinas de cambio

Oficina de cambio de moneda
Oficina de cambio de moneda

Más variables y subjetivas, sin embargo, son las tarifas que aplican las oficinas de cambio privadas o la recepción de los hoteles donde te hospedas, que ofrecen una tarifa que varía del 5 al 10% .

En las oficinas de cambio, sin embargo, debes tener mucho cuidado, porque corres el riesgo de pagar tarifas innecesarias.

Muchos de estos, de hecho, se aprovechan de la buena fe de los turistas, que podrían terminar pagando una alta comisión o tener un mal tipo de cambio.

En primer lugar, es bueno saber que las casas de cambio deben reportar, por ley, toda la información necesaria en varios idiomas, para que quienes tengan que realizar un cambio de moneda tengan claro ideas y sepa exactamente cuántas coronas checas obtendrá por su dinero y a qué precio.

Si no hay todas las indicaciones escritas o si no están claras, es recomendable ponerse en contacto directamente con los gerentes de la oficina.

Y si, no obstante, no está satisfecho con el servicio recibido, puede solicitar un formulario de reclamación y rellenarlo para explicar los motivos por los que el servicio no se adaptó a sus necesidades.

Las oficinas de cambio están ubicadas en todas las calles, o casi, en la capital checa, así como en el aeropuerto.

Cajero automático

Otra alternativa para cambiar dinero es usar cajeros automáticos, que son numerosos en toda la ciudad y abren las 24 horas del día. Son una forma popular y conveniente de conseguir coronas checas, también porque para aquellos que lo utilizan la comisión casi siempre es igual a cero.

Aquellos que decidan utilizar este método, sin embargo, deben preguntar a su banco cuánto se les cobrará por los retiros de cajeros automáticos en el extranjero.

La mayoría de los cajeros automáticos, sin embargo, solo garantizan retiros para denominaciones grandes, como 500, 1000 y 2000 coronas, y no para denominaciones más pequeñas.

Además, incluso con las principales tarjetas de crédito reconocidas internacionalmente (Visa, MasterCard, Cirrus, Maestro, CE y Plus), es posible pagar en casi todas las tiendas y restaurantes de la ciudad.

Sin duda, debes evitarte la posibilidad de cambiar dinero en la calle. De hecho, frente a casas de cambio o bancos, hay personas que ofrecen cambios de moneda a una tasa, según ellos, muy conveniente.

Es bueno no confiar, como también aconseja la policía municipal checa, que enfatiza que esta práctica no está permitida.

Finalmente, en Praga, los titulares de tarjetas de crédito como American Express, Visa y Mastercard no tienen ninguna dificultad; también se aceptan pagos con Eurocheques, el sistema de cheques internacionales cuyo pago está garantizado por bancos conectados a varios circuitos financieros.

Convertidor euro-corona checa

 

¿Cuanto te resultó útil este articulo?

1 stella2 stelle3 stelle4 stelle5 stelle (1 voti, media: 3,00 su 5)
Cargando...
   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.